• (+34) 981 518 704
  • info@odes.es

De cubiertas vegetales y jardines verticales

octubre 20, 2020

En esta situación en la que nos hallamos inmersos está claro que, más que nunca: «VERDE ES VIDA». Tras estar más de dos meses encerrados en casa, a partir de 22 de junio salíamos a la calle como si no hubiera mañana. Tal es así que hasta se vio a gente que, con una buena dosis de sorna, se regodeaba en su momento viendo a los «runners» con la frase: «correr es de cobardes» y ellos mismos parecían canes atemorizados con el rabo encorvado bajo el pecho.

Decir afortunadamente en estos momentos es de valientes, pero hay que reconocer que, afortunadamente este virus alguna cosa buena nos va a dejar al sector de la jardinería y paisajismo y es que, resulta que ahora a la gente (por fin) le ha dado por arreglar su propio jardín o poner más de una maceta con plantas en su desierto balcón, con la ventaja de que no hay que sacarla a la calle a pasear. Lejos aún de los niveles de Suiza, Alemania, Holanda, etc… con mucha más cultura de jardinería y paisajismo pero, al parecer, la gente se ha dado cuenta de la calidad de vida que ofrece un jardín o una pequeña planta en nuestras vidas.

En este artículo queremos ir un poco más allá: si bien vamos teniendo ya, superficies respetables «de verde» en nuestras ciudades, ¿Porqué no hacemos algo para aumentar dicho porcentaje?¿De dónde vamos a sacar superficie para ello? Está muy bien peatonalizar los núcleos de las ciudades para evitar emisiones, pero también habría que pensar en aumentar los sumideros de CO2 ¿y cómo?: Muy fácil: con cubiertas vegetales y jardines verticales, no sólo de las nuevas infraestructuras sino en las ya construidas.

Nos van a proporcionar una purificación del aire, reducen la contaminación sonora aumentando la calidad de vida en el interior, actúan como aislante térmico, fijan CO2… ¿qué más queremos? Bueno sí, algo más: en tiempos de pandemia permitiría que los moradores de una «burbuja-edificio» pudieran subir a la terraza a estirar las piernas y disfrutar del verde sin tener que bajar a la calle en un caso extremo.

Pues bien, supongamos que en las principales ciudades de España cuya superficie verde está entre el 5 y el 10%, tengamos un 45% de calles y otro 45% entre cubiertas, tejados, etc… a grosso modo. Haciendo números redondos supongamos que la mitad son tejados y la mitad cubiertas, habitualmente con tela asfáltica y potencialmente «vegetables». Esto, en Madrid supondría un 22,5% de la superficie total de los 600 Km², por tanto unos 135 Km². ¡No está mal!

Teniendo en cuenta que 1 m² de cubierta vegetal puede absorber 5 Kg de CO2 estamos hablando que según estos valores estimativos podríamos absorber 675.000 Tm de CO2 por año en dicha superficie. Según la UE, las emisiones medias de los coches matriculados fueron de 123 g/Km. Suponiendo una media de 12.000 Km al año supone 1,47 Tm CO2/año y coche, por tanto estas nuevas superficies absorberían el CO2 anual equivalente a más de 450.000 coches particulares en Madrid. Según las estadísticas del IVTM en el año 2.017 había en Madrid 1.732.961 vehículos particulares (Fuente: Ayuntamiento de Madrid), por tanto se absorbería cerca del 25% del total de las emisiones de vehículos particulares de la ciudad.

En resumen, y desde nuestra humilde posición, invitamos a nuestros dirigentes que, de la misma forma que para obra nueva es obligatorio instalar paneles solares para el agua caliente sanitaria no estaría de más que también fuera obligatorio la instalación de cubiertas verdes en obra nueva. Y vamos más allá aún, pues de la misma forma que hay subvenciones para la instalación de medidas para el ahorro energético en viviendas, la instalación de cubiertas vegetales y jardines verticales en edificios ya construidos desde nuestro punto de vista también merecería estas ayudas pues además, tendría el valor añadido de funcionar como sumidero de CO2 por no hablar de los puestos de trabajo que se generarían y los propios beneficios que proporcionan las plantas a las personas en términos de salud y, por tanto, de calidad de vida.

Tags: ,