• (+34) 981 518 704
  • info@costinaorganica.es

Nueva tasa de reciclaje – ECOEMBES

septiembre 22, 2020

Ya está cada vez más cerca la nueva tasa de reciclaje que gravará a las empresas envasadoras según la cantidad de plástico utilizada en sus productos. Según la fórmula presentada la presentación del «Nuevo marco regulatorio para la gestión de residuos» elaborado por la propia Ecoembes, el Impuesto = (Base imponible o kilos de plástico contenido en los envases – Base liquidable o kilos de plástico reciclado proveniente de España incorporado a los envases) x 0,45€/Kg. Esto es, se cobrará menos impuesto cuanto más plástico reciclable se utilice en los envases algo completamente coherente.

Siendo nuestro eslogan «Sostenibilidad y buen hacer» no podemos estar más de acuerdo con toda política que esté total o parcialmente relacionada con el reciclaje y la sostenibilidad y que haga, de este, un mundo mejor para nosotros mismos y nuestra descendencia. 

Bien es cierto que cabe comentar las particularidades de dicho marco regulatorio en lo que se refiere a plásticos provenientes de España o no, puesto que al final como ya sucede en otros sectores y bien que lo sufren los agricultores cuando ven producto que viene de fuera sin el mismo rigor medioambiental que se exige aquí, lo que se hace es premiar al producto que viene de fuera además de penalizar las exportaciones, con lo que se pierde competitividad con la venta fuera de nuestras fronteras. Hablando con alguna empresa suministradora de dichos envases nos comentan que el plástico reciclable máximo que podrían conseguir, de proveniencia española, es de un 20% sobre el total de su producción y, por otra parte, técnicamente todavía no están preparados para conseguir calidades razonables con mezclas de producto virgen y reciclado más allá del 50% con lo que al parecer: ni hay para todos ni técnicamente es viable todavía la producción de un saco 100% reciclado.

Somos los primeros en apoyar políticas en pro de la reducción de residuos, pero es importante que sean coherentes y que no hagan perder competitividad a nuestro tejido productivo, más aún en los tiempos que corren.

Echamos de menos, sin duda, que Ecoembes también abogue por el sistema de reciclaje, que ya se sigue en muchos países como Alemania en el que te cobran por un envase cuando lo compras pero te devuelven parte en forma de descuento en el ticket de compra si lo devuelves. Y es importante destacar que esto no es un invento revolucionario, lo hemos hecho muchos en la juventud devolviendo los «cascos» de botellas en las tiendas de «ultramarinos».

Al fin y al cabo, a no ser que mejore la tecnología de fabricación a un ritmo importante, esto va a suponer un incremento de los precios de entre un 2,5% y un 4% del material envasado en el sector de los sustratos.

Por último también es importante destacar que todavía no existe tecnología para poder fabricar bolsas de fécula de patata o similares que son compostables ya que éstas, en contacto con el agua, y en los sustratos es imposible servirlos con humedad, se degradan. Una lástima.

En resumen: es muy importante seguir apostando por la sostenibilidad y las 3R (reducción, reciclaje y reutilización) pero también lo es legislando en este sentido y de una forma coherente que invite tanto a empresas como a particulares a practicarlo sin que haya el mínimo atisbo de un interés recaudatorio como sucede cuando ponen un radar en una carretera recta con excelente visibilidad.